Este blog busca unicamente promocionar la figura de Vivi, una excelente actriz y una persona maravillosa a la que vale la pena conocer..



Seguinos por mail

sábado, 29 de noviembre de 2008

The History Channel


El canal de TV por cable The History Channel, de A&E Olé Networks, proyectará dos documentales y un spot vinculados con los 25 años de la democracia argentina. El material Generación robada , conducido por Viviana Saccone, será emitido el lunes 8 de diciembre, a las 21. Y el documental Democracia. Crónica de una transición , narrado por Ricardo Darín, se proyectará el miércoles 10, a las 22, en recuerdo de la fecha en la que asumió el ex presidente Alfonsín. Artistas como Fito Páez, Norma Aleandro y Juan Leyrado, entre otros, cantan el Preámbulo de la Constitución nacional, en un spot que es parte de la campaña "Nosotros".

lunes, 24 de noviembre de 2008

Viviana Saccone


A pesar de que lleva veinte años de carrera en la pantalla chica, Viviana Saccone no soporta que la denominen "actriz de televisión". Ella, según su corazón, es simplemente una actriz, "a secas".

Nacida en un pequeño pueblo ubicado al sur de la provincia de Buenos Aires, Jeppener, a los 20 años se mudó a la gran ciudad para probar suerte en la actuación. Sus sueños habían crecido a la par con ella y su tierra natal comenzaba a quedarle chica.

Viviana empezó en ese semillero de actores argentinos llamado "Clave de sol" (1987), la primera telenovela de gran repercusión entre el público joven, en la que participaron muchísimos adolescentes que más tarde se convirtieron en prestigiosas figuras.

Su carrera se desarrolló casi exclusivamente en televisión, medio en el cual tuvo la fortuna de participar y coprotagonizar grandes éxitos con proyección internacional. Su maduración como actriz continuó con producciones como "Más allá del horizonte" (1994), "Por siempre mujercitas" (1995), "Hombre de mar" (1997), "Los buscas" (2000) y "Franco Buenaventura, el profe" (2002).

Luego Viviana se alejó de la pantalla televisiva por tres años debido al nacimiento de sus dos hijas: Alegra y Serena. En ese tiempo se dedicó a su papel de madre con toda la entrega que su corazón le reclamaba para sus pequeñas.

Pero el mundo del espectáculo la esperaba y su regreso fue por la puerta grande. Sin desesperarse, eligió muy bien el material con el que retornó a trabajar. Enamorada del personaje desde la lectura del guión, Viviana no dudó en personificar a Victoria, la mujer que le disputó a Paola Krum el amor de Pablo Echarri en "Montecristo" (2006).

Esta novela le trajo satisfacciones profesionales y humanas. Orgullosa de haber llevado a la pantalla un papel comprometido con la historia argentina, interpretó a la hija de una pareja de desaparecidos durante la última dictadura militar; una mujer que busca a un hermano que nunca conoció. Su personaje contribuyó a instalar la temática en la mesa familiar, ayudando a muchísimas personas a acercarse a las Abuelas de Plaza de Mayo en busca de su verdadera identidad.

Aunque se ha dedicado intensamente a la producción televisiva, Viviana participó en algunas obras de teatro como "Un tranvía llamado deseo" y "Nosotras que nos queremos tanto". También en las tablas dejó la huella de su talento histriónico.

Intentando abrir nuevos rumbos en su carrera actoral, se animó con el cine. "No dejaré que no me quieras" (2002) y "Ciudad en celo" (2006), una de las dos películas argentinas en competencia en el Festival de Cine de Mar del Plata 2007, han sido sus primeras incursiones. También formó parte del elenco de la ópera prima de Federico Palazzo, filmada en 2007, "El cine de Maite".

Sus seguidores han sido testigos del absoluto e innegable profesionalismo con que encarna todos sus papeles, ya sea para un melodrama, una pieza teatral o una película. Sin embargo, sólo ella conoce la profundidad de su entrega en cada caso. Sólo ella sabe del esfuerzo que le dedica a cada personaje. Por eso reclama que la llamen simplemente actriz. A secas. Con toda razón.

Citas textuales

"Nunca las cosas me resultaron fáciles, de hecho, formar una familia fue lo más rápido que se me dio, pero me ha costado llegar a las cosas buenas. Siento que transitar los caminos fue un proceso lento. Y por esa razón me siento tan afortunada". (Revista Noticias).

Por Viviana Saccone


Curiosidades

- Sobre su personaje en "Montecristo" ha dicho: "Victoria ayuda a sembrar conciencia y a la búsqueda de la identidad. Y eso es impagable".

- Sobre su trabajo en cine: "Ahora me embalé, quiero aprovechar este veranito, y borrar ese mote de "actriz de tele" con el que se me identifica. No me gusta cuando dicen eso, yo soy actriz".

- Según dice, las personalidades de sus hijas parecieran coincidir exactamente con la descripción de sus nombres: Alegra y Serena.

- Para Viviana el cine fue una cuenta pendiente hasta su primera película. Luego de verse en pantalla, notó que le queda mucho por aprender en este terreno. Pero como se aprende haciendo, no está en sus planes el trabajo en la tele en el corto plazo; quiere dedicarse a ganar experiencia en la pantalla grande.

Fabián Mazzei y Viviana Saccone participarán como invitados en "Todos contra Juan"





Buenos Aires, 24 de noviembre (Reporter). En una modalidad que es habitual en los últimos tiempos en los ciclos de ficción con la intención de captar más público, Fabián Mazzei y Viviana Saccone participarán como invitados en "Todos contra Juan"

Este martes 25 de noviembre, en su nuevo horario de las 22 y por América Televisión, "Todos contra Juan" incorporará a su trama a Mazzei y Saccone.

En este nuevo episodio, Juan (Gastón Pauls) logra acceder al mundo de la telenovela, en una producción que lo reúne con Viviana Saccone y Fabián Mazzei.

De a poco, irá descubriendo los secretos de ese mundo, las obsesiones de sus protagonistas y algunos detalles que harán que su trabajo no sea nada fácil.

Mientras, Juan decide empezar terapia para encarar uno de los desafíos más complicados de su vida, además de la vuelta a la actuación: revelarle a Luz el amor que siente por ella.

"Todos contra Juan" es una comedia semanal protagonizada por Gastón Pauls, que relata la historia de Juan Perugia, un actor que supo conocer la fama durante su adolescencia a mediados de los años 90 pero que, a raíz de un episodio provocado por él, todo ese reconocimiento terminó por diluirse. Sin embargo, no se dará por vencido y quince años después intentará retomar su carrera.

Perugia en un capítulo de novela




Este martes, en su nuevo horario de las 22, Juan Perugia (Gastón Pauls) se meterá en el mundo de las telenovelas. En el set, se topará con Viviana Saccone y Fabián Mazzei. El personaje que intenta resurgir mediaticamente, está decidido a comenzar sus sesiones de terapia para afrontar lo que llama "nuevos desafíos".

Fabián Mazzei y Viviana Saccone en “Todos contra Juan”



En su nuevo horario de las 22 hs

El próximo martes 25 de noviembre, América emite el octavo capítulo del unitario protagonizado por Gastón Pauls, producido por Rosstoc y Farfán TV para Fox Televisión Studios.

En el próximo capítulo, Juan logra acceder al mundo de la telenovela, en una producción que lo reúne con Viviana Saccone y Fabián Mazzei.
De a poco, irá descubriendo los secretos de ese mundo, las obsesiones de sus protagonistas, y algunos detalles que harán que su trabajo no sea nada fácil.
Mientras, Juan decide empezar terapia para encarar uno de los desafíos más complicados de su vida, además de la vuelta a la actuación, revelarle a Luz el amor que siente por ella.
Además del elenco estable en este capítulo se contará con la participación especial de: Fabián Mazzei y Viviana Saccone.
No te pierdas el octavo capítulo de Todos contra Juan el próximo martes 25 de noviembre a partir de las 22 hs por América.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

"Mi cambio de perfil no tiene nada que ver con mi divorcio"

"NO ME GUSTA HABLAR DE MI LABURO, PERO BUENO, CREO QUE CUMPLI CON EL COMETIDO: TRANSMITIR ALGO", DICE SACCONE.


viernes 17.10.2008

MANO A MANO CON VIVIANA SACCONE



Se alejó de la tele y apostó al teatro de Muscari. Hasta aceptó hacer topless... Hoy se estrena "El cine de Maite". Pese a su reciente separación, advierte: "Sigo siendo la misma persona".


Sonríe Viviana Saccone, pero trata de ocultarlo. Ante la evasiva, nuevamente la pregunta. Y la risita, esta vez, deja de ser esquiva. "No, no, todo es mérito de Muscari", resume queriendo trasladar la charla a otro escenario. "Fue él quien vio en mí lo que nadie, y le estaré muy agradecida".
La pregunta, si bien era simple, no lo era tanto a la hora de responder: 'cuánto tiene que ver el cambio de perfil actoral con tu separación sentimental? "Yo tengo las mismas inquietudes, quizás cuento con más experiencia y madurez, pero mi liberación, como la mencionás, no tiene nada que ver con mi estado civil. En esencia, soy la misma".
El año 2008 quedará por mucho tiempo en la memoria de Saccone, que a los 40 no ahorra emociones: arrancó con todo, haciendo teatro ("En la cama") de la mano de José María Muscari, con topless incluido. Luego se separó de Federico Palazzo, padre de sus hijas. Hoy, finalmente, se estrena "El cine de Maite", película -dirigida por Palazzo- que marca su bautismo como actriz protagónica. "Obviamente no es un año más. La verdad es que todo está resultando muy movilizante, pero positivamente hablando".

'Cómo te tiene el estreno?
Estaba muy ansiosa con la avant-premiere, que fue anteayer. Pero una vez que me senté, pude relajarme y disfrutar de la película.

'Qué es lo que más recordás del rodaje de "El cine de Maite?
El esfuerzo que pusimos todos, la calidez humana del elenco y el equipo de producción, y sobre todo, cuánto me movilizó Luján, ese pueblito de San Luis en el que rodamos y que me hizo recordar a Jeppener (a 120 kms. al sur de la Capital), donde nací.

'Qué temores te genera el estreno?
Y, como hay tanto en juego en materia humana, una siempre teme que rápidamente pase al olvido. Pero yo ya no puedo hacer nada más que darle apoyo desde lo promocional.

'Ayuda que seas una cara televisivamente conocida?
Para nada. El espectador no va al cine a partir de ver a alguien en la tele.

'Conforme con tu labor?
No me gusta hablar sobre mi actuación, pero puedo decir que dentro de una historia fuerte y un personaje denso, cumplí el objetivo: transmitir algo.

'Cómo fue la conexión con Adrián Navarro, el coprotagonista?
Bueno, de mucha contención de su parte. Ya nos conocíamos (en cine hicieron "Ciudad en celo"), y tener antecedentes siempre genera más seguridad.

Contenta porque, desde diciembre, hará "En la cama" en Mar del Plata, y porque en marzo se definiría un nuevo proyecto de cine -del que prefiere mantener hermetismo-, Saccone ya no piensa en folletines telenovelescos, sino que en su horizonte artístico figuran el cine y el teatro. "Cada experiencia deja aprendizajes, vivencias, y yo crecí mucho y me permití sorprenderme de cosas que jamás hubiera imaginado que haría. Y eso, la verdad, no tiene precio".

domingo, 9 de noviembre de 2008

En la Cama” se prepara para Mar del Plata

03 de noviembre de 2008

Anoche, todo el elenco de En la Cama se reunió en el Restaurante Il Gatto Trattorias, de la calle Corrientes y Libertad, para celebrar la finalización de las funciones en el Multiteatro. Durante la cena, Mónica Ayos, Gerardo Romano, Viviana Saccone y Walter Quiroz expresaron lo felices que se encoentraban por la exitosa temporada y las expectativas que tienen para el verano cuando se presenten en el Teatro América de Mar del Plata.
Además de disfrutar de una deliciosa cena los artistas destaparon botellas de champagne para chocar sus copas y festejar el gran éxito de la pieza teatral que ha logrado trascender las fronteras de nuestro país.
En el festejo, Gerardo Romano, Mónica Ayos, Viviana Saccone y Walter Quiroz estuvieron acompañados por el autor y director José Maria Muscari, todo el equipo técnico y de producción de la pieza teatral y del Multiteatro. A ellos también se sumó el Relacionista Publico Juanito Belmonte.
La fiesta del elenco de “En la Cama” se extendió hasta pasadas las tres de la mañana. Aunque Romano se retiró antes ya que se fue a la ciudad de Mar del Plata para alquilar el departamento en el cual se alojará durante toda la temporada de verano.

lunes, 3 de noviembre de 2008

El elenco de “En la cama” de festejo


Gran suceso en la avenida Corrientes


Anoche, todos los protagonistas del espectáculo participaron de una cena con motivo de celebrar la finalización de la temporada en el Multiteatro. Mónica Ayos, Viviana Saccone, Walter Quiroz y Gerardo Romano estuvieron presentes en el brindis.


Después de un breve descanso, el elenco de En la cama se prepara para debutar en la próxima temporada de verano en Mar del Plata en el teatro América.

Anoche, todos los protagonistas del espectáculo, se reunieron en un conocido restaurante del centro porteño para festejar la finalización de la temporada en el Multiteatro.

Fue una cena con abundante champagne, donde estaba el elenco; Gerardo Romano, quien hizo el brindis con los compañeros, bebió unas copas y se fue a Mar del Plata a alquilar departamento para la temporada, Mónica Ayos, Viviana Saccone, Walter Quiroz, el autor y director José Maria Muscari y todo el equipo técnico y de producción del Multiteatro.

La gran fiesta terminó alrededor de las tres de la madrugada.

domingo, 2 de noviembre de 2008

Viviana Saccone: “Siempre estuve con los pies en la tierra”





Desde enero de este año Viviana Saccone protagoniza, junto a Mónica Ayos, Walter Quiroz y Gerardo Romano, la pieza teatral En la cama, escrita y dirigida por José María Muscari. En el camarín de la actriz se destaca una gran memoria gráfica que resume la historia de las Abuelas de Plaza de Mayo. El dato no sorprende. Protagonista de la telenovela Montecristo, en 2006, Saccone reiteró siempre su compromiso con la lucha por la restitución de la identidad de los niños apropiados durante la última dictadura militar. Tras esa exitosa experiencia televisiva, decidió rechazar la propuesta de integrar el elenco de una producción de Pol-ka y priorizó los proyectos ligados al cine y el teatro. Además de En la cama, este año se estrenó la película Paisito, de la española Ana Diez, y esta semana llega a las carteleras porteñas El cine de Maite, su primer protagónico en la pantalla grande.

¿Por qué decidió hacer un impasse en la televisión luego de Montecristo?

Se trató de una decisión personal. El de Montecristo fue un personaje maravilloso y muy fuerte en una historia muy potente. Y, además, se trató de un programa que tuvo mucho éxito. Entonces, no me era fácil encontrar placer en cualquier personaje que me propusieran para hacer en televisión. Por otra parte, tenía muchos deseos de hacer cine y teatro. Pero sabía que tenía que generar el espacio para que eso pudiera darse. La televisión puede ser muy interesante, pero quita mucho tiempo. Si es un personaje importante en una tira diaria, te lleva todo el día de todos los días. Así que cuando surgieron los proyectos de El cine de Maite y En la cama, no dudé en aceptarlos.


¿Qué la sedujo de El cine de Maite?

En realidad, me conmovió mucho la historia. Para aceptar cualquier trabajo, siempre es fundamental que me provoque algún tipo de emoción. En este caso, es una historia muy fuerte, contada con mucha ternura y esperanza. Maite es una mujer que se encierra en su mundo luego de sufrir un hecho muy doloroso, pero cuando el amor reaparece en su vida, se sube a una motorhome que heredó de su padre para tratar de cicatrizar esas heridas.


La película representa un homenaje al cine argentino, ¿cómo fue compartir el rodaje con actores como Juan Manuel Tenuta, Norma Pons, Lucrecia Capello u Osvaldo Santoro?
Fue un lujo y un placer que en mi debut protagónico en el cine estuviera acompañada, abrigada y cobijada por un elenco de primeros actores tan buenos, tan humanos. Todo se hizo más liviano. Es una película que habla sobre los vínculos, sobre el encuentro y fue casi mágico hacerlo con actores de esa talla profesional y humana. En los descansos, por ejemplo, Tenuta contaba muchas historias de teatro y esos momentos se volvían fascinantes.


¿Cómo surgió la propuesta de integrar el elenco de En la cama?
Junto con mi representante, Alejandro Vannelli, estábamos viendo qué hacer y apareció este texto de José María Muscari que me sedujo de inmediato. Además, a él le interesó que yo pudiera hacerlo, así que nos encontramos y me encantó el proyecto. Se trata de una historia muy original, con un director también muy creativo en sus criterios para la puesta en escena de la obra, que rompe con las convenciones narrativas tradicionales. Además, para mí era un desafío y una gran oportunidad porque me iba a permitir demostrar una faceta distinta.


¿Por qué?
Como dice mi personaje en un momento de la obra, somos personajes tripolares, porque somos los personajes en relación con los otros personajes, somos nosotros mismos en el escenario y a la vez somos nosotros en relación con el público. Así que tenía muchos elementos interesantes. Además mucho de lo que dicen estos personajes de forma directa y descarnada son cosas que se piensan, pero que no nos animamos a expresar. Por eso creo que el público se siente tan identificado.


¿Cómo fueron los ensayos con Muscari?
Es muy exigente y muy trabajador. Fueron ensayos de seis horas en los que sólo hacíamos un pequeño break para tomar algo. Es un director muy presente y muy atento. Hace casi un año que estamos en cartel, la obra es un éxito, ahora vamos a hacer una temporada en Mar del Plata, pero él sigue viniendo una vez por semana y siempre nos hace sugerencias corrigiendo, modificando o agregando alguna cosa que se le ocurre.
¿Qué sueños tenía cuando decidió venir desde Jeppener, su pueblo natal, hasta Buenos Aires para dar sus primeros pasos en la actuación?

Tenía muchísimas expectativas. Mi referente en ese momento era Bárbara Mujica, que me gustaba mucho como actriz, me parecía una mujer muy bella y además tenía algo que me recordaba a mamá. Mi familia trató de hacerme estudiar otra cosa, algo que me diera un futuro más seguro en el caso de que esta profesión no funcionara. Pero no, yo quería poner todas las fichas y la energía en la actuación porque quería dedicarme a esto y sabía que para eso tenía que brindarle tiempo a esta profesión. Creo que uno tiene que proyectar y soñar la meta más alta. Después, tal vez no se llegue hasta esa meta, pero por lo menos en ese intento se va a conseguir algo medianamente cercano a lo que uno aspira.


¿En algún momento dudó de poder concretar ese sueño?

Sí, y me volví a Jeppener. En realidad, no es que dudaba de no poder concretar mi sueño o de no estar a la altura de lo que se esperaba de mí en un trabajo, sino que me resultaba muy difícil quedarme en Buenos Aires. Venía de un pueblo muy chico y me sentía muy sola en esta ciudad tan grande. Necesitaba de la familia, de mis amigos. No me banqué quedarme en la Capital y me volví a Jeppener.


¿Y cómo decidió volver?
Estuve dos años allá, empecé el magisterio, intenté ver si podía ser una persona normal pero, finalmente, me di cuenta de que no, que la verdad es que amaba la actuación y que la única forma en que iba a ser feliz en mi vida era si me dedicaba a esta profesión. Así que hice de tripas corazón y me instalé de nuevo en Buenos Aires.


¿Qué recuerdos tiene de su primer trabajo televisivo, en Clave de sol?

Me acuerdo de todos los detalles de la primera escena que grabé, junto a Héctor Pellegrini y Ricardo Puente, del vestido que tenía puesto, la escenografía, hasta la letra, y eso que pasaron casi veinte años. Pero siempre tengo presente el casting, las pruebas que hicimos.

¿Cómo fue su participación en Todos contra Juan, la tira protagonizada por Gastón Pauls que tiene como eje, precisamente, a un actor que a comienzos de los 90 participó en una exitosa tira adolescente?

Me encantó el proyecto, me pareció muy divertido y muy original. Todos hacemos de nosotros mismos pero sin ser nosotros porque, en realidad, mi personaje se llama Viviana Saccone y es una actriz, pero no tiene nada que ver con la manera en que soy. Y el personaje que hace Gastón también es muy divertido, ese perdedor que quedó colgado en su momento de gloria.


¿Teme ese rasgo devorador que tiene la televisión sobre las figuras que el propio sistema genera?
Creo que la televisión puede ser muy peligrosa para alguna gente, pero la verdad es que no le temo a ese aspecto devorador. Siempre tuve mi mundo privado, que es muy importante y muy fuerte para mi vida. Para mí, siempre fue eso lo real. Todo lo demás, es parte del juego, es casi como una actuación, un rol como cualquiera que juega la gente para ganarse la vida. La fama que genera la televisión afecta no sólo a la persona en sí, sino también a todo el entorno. De pronto, uno aparece unos segundos por primera vez en un programa y pasa a ser “alguien”, que es un efecto efímero y extraño, porque en realidad uno ya es y ya era “alguien”, más allá de haber aparecido en la tele o no.


¿Cómo trató de mantener distancia de esa fama repentina cuando comenzó a tener roles protagónicos?

Hay que mantenerse en ese eje de que uno “ya es” más allá de esa explosión, o no, que vaya a tener su figura. Siempre logré tomar cierta distancia de ese efecto, porque soy muy discreta, hasta medio fóbica y no es lo que más me divierte de esta profesión. Si llego a un lugar, trato de no llamar la atención, no me siento cómoda en ese juego. Por eso, siento que siempre estuve con los pies en la tierra, siempre muy anclada en Jeppener, tanto mental como físicamente. Trato de volver todo el tiempo a mi pueblo, mi familia y mis amigos están ahí.


Sin duda, uno de sus protagónicos más intensos fue en Montecristo, ¿cómo evalúa, ese trabajo luego de dos años?
Fue una experiencia genial que estuvo rodeada de cosas muy potentes. Tenía dieciocho años de carrera en ese momento y, sin embargo, mucha gente me descubrió por primera vez como actriz con Montecristo. Se trató de un rol muy intenso, era un personaje muy conmovedor y estaba muy bien escrito.


Victoria, el personaje que usted interpretaba, presentaba aspectos complejos, ya que, si bien era la contrafigura de la protagonista, no era la típica malvada de las telenovelas.

Sí, esa complejidad enriquecía mucho al personaje porque, si bien era la contrafigura, no era la típica malvada de los melodramas, sino que era la hermana del personaje interpretado por Paola Krum, a la que había buscado durante mucho tiempo y la amaba. Eran personajes más parecidos a los de la vida real, que escapaban a los estereotipos. Esa riqueza era un placer y un estímulo muy grande para todos los actores que formamos parte del elenco de Montecristo.


Su personaje buscaba a una hermana que había sido apropiada durante la última dictadura militar, ¿cómo fue la relación con Abuelas de Plaza de Mayo?

Cuando me ofrecieron el papel, me preocupaba mucho cómo iba a ser recibido en Abuelas o en Hijos el tratamiento que el programa le iba a dar al tema. Al tratarse de historias a las que uno conoce tanto de la realidad y sobre las que me había interiorizado a través de charlas y entrevistas con nietos y abuelas, era muy movilizante saber que había personas que estaban viviendo la misma situación que mi personaje. Sé que ellos quedaron muy contentos con nuestro trabajo y espero que hayamos colaborado para generar conciencia sobre la apropiación de niños. De hecho, cuando la tira salía al aire, se acercó mucha gente a Abuelas para aportar datos y muchos jóvenes se animaron a realizar el análisis de ADN. Eso me hace sentir orgullosa del trabajo que hicimos.


Su vínculo con Abuelas siguió después de la telenovela. ¿Cómo fue la experiencia en la conducción del documental Generación robada, que se estrenará en History Channel a principios de diciembre?

Se trata de un documental que está muy bien hecho, es muy dinámico. La productora Magnetis me convocó para que fuera la cara visible y llevara el hilo conductor de las entrevistas que se realizaron a Estela de Carlotto y a otras abuelas, a los nietos restituidos y a especialistas encargados de las restituciones. El lenguaje y la forma de hacer las entrevistas apuestan a atraer a los jóvenes. El documental pone el foco en esos hijos que no aparecieron, en esos nietos que todavía se están buscando, y muestra de qué manera se trató de un plan sistemático llevado a cabo por la dictadura y apoyado por la embajada de Estados Unidos.


¿Qué motivaciones la llevan a continuar con su compromiso por la causa de Abuelas de Plaza de Mayo?

Me parece que cuando uno se involucra con alguna causa es porque cree que esa lucha es justa. En este caso, como madre diría que puedo entender en mis fibras más íntimas lo que estas madres y abuelas sufrieron al perder a sus hijos y sus nietos y por qué hoy siguen luchando y buscando recuperar la identidad de sus nietos.

Hoy última función de "En la cama" en Capital..


Hoy, domingo 2 de noviembre, será la última función de la obra "en la cama" en Capital..

No te la podés perder..!